Menos de un mes para evitar el desahucio de una familia con dos niños

Teresa, su marido enfermo y sus dos niños, de 13 y 8 años de edad, pueden verse en la calle en menos de 30 días. La familia, vecina de Las Palmas de Gran Canaria, apenas percibe 700 euros de una mutua (por una enfermedad que incapacita al marido de Teresa para trabajar). Esos son los únicos ingresos de la unidad familiar. Sin poder hacer frente al alquiler de forma regular, los impagos se han ido acumulado. Ahora se enfrentan a una orden de lanzamiento en firme que supondrá, si no lo evitamos, que el próximo 7 de octubre a las 10:00 de la mañana la policía se personará en su único hogar para expulsarlos violentamente, incluyendo a los niños.

No más desahucios!

Cuando quien desahucia es un particular, entendemos, desde el Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria, que la pelota está en el tejado de las instituciones. Hemos contactado con todas ellas, desde el Ayuntamiento capitalino, al Cabildo Insular y el Gobierno de Canaria, para poner en su conocimiento el caso de Teresa. Hemos de reconocer que la respuesta desde Ayuntamiento y Gobierno ha sido inusitadamente rápida y han manifestado estar dispuestos a encontrar una solución. Sin embargo, la fecha del desahucio se acerca y esa solución aún no se ha materializado.

Teresa y su familia viven una constante angustia. Como miles de familias, son prisioneros en el “corredor del desahucio”, sabiendo que cada día que pasa está más cerca el fatídico día del lanzamiento. Esto no es un caso aislado ni un hecho fortuito fruto de la mala suerte de Teresa. Esto es responsabilidad directa de nuestro modelo económico, político y social. Las instituciones tienen que explicarnos por qué la media del alquiler en una provincia como Las Palmas ronda los 1.000 euros, cuando tenemos oficialmente los salarios más bajos del Estado. Tienen que explicarnos por qué habiendo 150.000 casas abandonadas en el archipiélago, más de 300 familias como la de Teresa son desahuciadas cada trimestre. Tienen que explicarnos, en definitiva, si van a permitir que Teresa, su marido enfermo y sus dos hijos sean arrojados a la calle.

Necesitamos actos y resultados, no propaganda. Si no hay una respuesta institucional tendrá que haber una respuesta popular y callejera para evitar que una familia con menores sea lanzada a la intemperie.

 

El decreto del Gobierno no funciona: hay más desahucios por alquiler que antes de la pandemia

Con este titular tan demoledor, elDiario.es publicaba la siguiente noticia:

De enero a marzo de 2021, el número de lanzamientos ejecutados por los juzgados ha aumentado en un 14% de media, y de forma dramática en provincias de costa y altamente dependientes de hostelería y turismo como Castellón (46%), Las Palmas (26%), Tenerife (42%), Baleares (35%), Murcia (25%) o Granada (80%)

El Gobierno no ha conseguido paralizar los lanzamientos arrendaticios a familias vulnerables. De acuerdo a los últimos datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial, en el primer trimestre de 2021 las actuaciones judiciales para expulsar a inquilinos han aumentado en 29 de 50 provincias, ya que de Ceuta y Melilla no hay datos disponibles. 7.862 lanzamientos, un 14% más que el año anterior. En algunos casos como en Almería, con un aumento del 89% con respecto al mismo período de 2020, Ávila (150%), Cuenca (450%), Granada (80%) o Guadalajara, con un 82% de desahucios más, la subida alcanza la estratosfera. El Gobierno ha insistido durante estos meses en que, con el decreto extraordinario con medidas urgentes para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad en vivienda, los desahucios estaban parados.

Continuar leyendo «El decreto del Gobierno no funciona: hay más desahucios por alquiler que antes de la pandemia»

Una mujer de 90 años y su hijo enfermo se enfrentan a un desahucio sin alternativa habitacional en Las Palmas de Gran Canaria

María Maravilla tiene 90 años y desde hace 5 años vive en un pequeño apartamento en el barrio de La Isleta con su hijo enfermo. Los ingresos de María Maravilla y su hijo rondan los 600 euros, cuya mitad se diluye en los 300 euros que paga por el pequeño apartamento que tiene arrendado en el popular barrio capitalino. Cuando no les da se alimentan gracias a ayudas caritativas.

Continuar leyendo «Una mujer de 90 años y su hijo enfermo se enfrentan a un desahucio sin alternativa habitacional en Las Palmas de Gran Canaria»

Más de cuatro años malviviendo en un estadio de fútbol

Loly fue desahuciada en septiembre de 2015. Sin ingresos suficientes para alquilar una vivienda (hoy por hoy sólo percibe la PCI), se instaló con su hijo adulto, también desempleado, en las destartaladas instalaciones del Estadio Municipal Pedro Miranda de Jinámar (Telde, Gran Canaria). Con apenas un lavamanos donde poder asearse, vive en un estado de semi-indigencia desde hace ya cinco años. Continuar leyendo «Más de cuatro años malviviendo en un estadio de fútbol»

Rueda de prensa por la situación de Maricruz

Rueda de prensa Maricruz

Ayer celebramos una rueda de prensa, para denunciar nuevamente la situación de Maricruz y su hija de 11 años, amenazadas de desahucio el 14 de febrero. Su historia la explicamos aquí: Estafada y desahuciada

A continuación ponemos lo publicado por algunos medios sobre esta rueda de prensa:

TeldeActualidad: El Sindicato de Inquilinas reitera su apoyo a una mujer que está a punto de ser desahuciada en Jinámar

La Provincia: Una vecina de Jinámar denuncia su desahucio forzoso tras ser estafada

Canarias7: Quieren desahuciar a una mujer enferma y a su hija de 11 años

La SAREB podría dejar en la calle a una familia con un bebé de 4 meses

Magdalena y Francisco conviven con sus dos hijos menores (16 y 8 años cada uno) y su hijo adulto, la pareja de éste y su bebé de 4 meses, en la vivienda de la que son inquilinos desde hace 8 años (ubicada en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife). La empresa arrendadora quebró, y después de varios litigios se reconoció en 2017 el justo título que como arrendatarios poseían Magdalena y Francisco; de hecho su contrato de arrendamiento aún sigue en vigor. Sin embargo, los activos de dicha inmobiliaria pasaron a la SAREB (el conocido como «banco malo», entidad con un 45% de capital público) y es ahí cuando la familia, con tres menores, se enfrenta a una inminente amenaza de desahucio. Continuar leyendo «La SAREB podría dejar en la calle a una familia con un bebé de 4 meses»