Author Archives: Sindicato de Inquilinas de GC

Manifiesto contra el desalojo de “La Ilusión”

La Comunidad “La Ilusión” es un proyecto habitacional de carácter social, asambleario y autogestionario. Comienza en verano de 2017 cuando 12 familias (36 personas, 16 de ellas niños) sin recursos, víctimas de desahucios, precariedad laboral o incluso indigencia, dan vida a 2 edificios ubicados en El Valle de los Nueve (municipio de Telde, isla de Gran Canaria). El pasado 30 de noviembre les llega la primera citación judicial: la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos de la Reestructuración Bancaria, el conocido “banco malo”) quiere echarlos de sus casas.

Los colectivos, plataformas, sindicatos, medios y organizaciones políticas y sociales abajo firmantes:

-Rechazamos rotundamente el desahucio de “La Ilusión”.

-Exigimos a la SAREB que detenga inmediatamente el proceso de lanzamiento y acepte negociar con las familias y buscar soluciones que no pasen por el desalojo forzoso.

-Demandamos a las administraciones públicas, desde el Ayuntamiento de Telde al Gobierno de Canarias, que ofrezcan una alternativa habitacional a estas familias y mientras insten a la SAREB (con un 46% de financiación pública) a detener el desahucio y a empezar las negociaciones.

¡NO AL DESALOJO DE “LA ILUSIÓN”!

Para ver los colectivos que han ido firmando (67 hasta este momento), ver la página de la FAGC, quienes iniciaron esta campaña:

https://anarquistasgc.noblogs.org/post/2018/12/12/manifiesto-no-al-desalojo-de-la-ilusion/

“La Ilusión” aplaza rueda de prensa

Desde la Comunidad “La Ilusión” consideramos que en vista de que la SAREB ha aceptado nuestras demandas iniciales (paralizar el desahucio y empezar a negociar con las instituciones públicas: https://www.lavanguardia.com/vida/20181214/453542876076/gobierno-canario-ayuntamiento-y-sareb-buscan-solucion-a-viviendas-de-telde.html), la rueda de prensa que convocábamos para mañana día 17 de diciembre debe aplazarse pues ha perdido su original razón de ser (ejercer presión sobre la SAREB denunciando su negativa a negociar y su intento de desahuciarnos).

No nos confiamos y no damos en absoluto el asunto por arreglado. Aún no tenemos ningún documento que acredite la paralización temporal del desahucio. Aún nadie ha puesto sobre la mesa, a excepción de nosotras y nuestro Sindicato de Inquilinas, una solución firme y definitiva. El desalojo podría producirse en un futuro, quizás después de las elecciones municipales. Por eso no cancelamos esta rueda de prensa, sólo la aplazamos.

Esperamos que los medios de comunicación, cuyo papel ha sido imprescindible para lograr la paralización temporal del desahucio, estén dispuestos a volver a comparecer en caso de que la SAREB o las instituciones públicas no cumplan los compromisos públicamente contraídos. Sentimos si este aplazamiento de última hora ocasiona algún contratiempo. En caso de que este aplazamiento no llegue a alguna redacción a tiempo mañana las vecinas atenderán a los medios que concurran y comentarán las últimas novedades ocurridas desde el anuncio de la SAREB. Pero repetimos, la rueda de prensa queda aplazada, por el momento. Muchas gracias.

Comunidad “La Ilusión”

El SIGC se refunda y reanuda la lucha

Con el mismo espíritu que le dio vida, pero con una perspectiva más apegada si cabe al tejido barrial y la raíz social de los problemas habitacionales, las vecinas han decidido refundar el Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria. Será un órgano de las vecinas y para las vecinas, impulsado y controlado por ellas, con comisiones en las que su presencia sea real. Un sindicato independiente, pero sin miedo a reconocer las influencias horizontales, asamblearias y autogestionarias que lo fundaron, y que hoy le aportan la totalidad de sus recursos. Un órgano alejado de las viejas dinámicas y vicios que arrastran los colectivos históricos. Un órgano para luchar. Un órgano para ganar.

El SIGC suspende su actividad

Es normal que en la lucha y en la vida hayan etapas buenas y otras que no. El Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria se encuentra, desde hace algún tiempo, en un período de crisis por diversos factores. Ahora toca analizar los aciertos y los muchos errores cometidos. En consecuencia, hemos decidido suspender la actividad del SIGC hasta que podamos volver a la lucha con mayor ímpetu y claridad.

Crónica de un deshaucio

Macarena, de 48 años, tenía un trabajo precario, como tanta gente. Y como tanta gente, vivía en una casa precaria de alquiler con sus dos hijos, un muchacho de 25 años y una niña de 11, que padece crisis asmáticas y alergia al polvo, ácaros y a otras inmundicias.

Macarena y los niños vivían una situación de abusos de su casero, Jerónimo Méndez Hernández, quien tenía puesto un mismo contador de luz para su vivienda y la del vecino, y a este le había hecho un contrato falso de alquiler firmando el mismo casero como el inquilino, y otras hazañas similares. Además, posee en ese inmueble un palomar abandonado lleno de heces de palomas, cadáveres y basura que provocaba en la niña frecuentes crisis alérgicas y asmáticas. La situación económica de la familia le impedía mudarse a una vivienda menos insalubre.

Hasta que Macarena se queda sin trabajo, la familia no puede afrontar el alquiler y a la vez seguir comiendo, y es denunciada por este individuo, recibiendo una citación para abandonar su casa en cinco días, momento en que contacta con este sindicato. Se le informa de que es ilegal dar un plazo tan corto, y que contacte con un abogado de oficio para que le expida una solicitud de aplazamiento de un mes del lanzamiento, en base al artículo 704 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

El escrito es aceptado, pero, no sabemos por qué razón, en vez de un mes le dan menos tiempo. El abogado de oficio, inexplicablemente, deja de hacerse cargo de su problema y así se lo anuncia.

Así que con el día del desahucio encima, y sin apenas tiempo, se organiza la resistencia. Se le aconseja bloquear los accesos a la vivienda, y se va a casa de un vecino con algunas pertenencias, para que, si en el peor de los escenarios entrasen, no la encontraran en el interior y la pudieran detener por obstrucción a la “justicia”. Los hijos son enviados fuera, a buen recaudo, con el fin de que no tuvieran que vivir una situación que en el caso más suave podría ser traumática…

Ese mismo día, antes de la llegada de los agentes, se bloquea la entrada con puntales y cadenas, de manera que para entrar tengan que destrozar la puerta y alguna zona adyacente donde están fijadas las cadenas, extremo al que no se suele llegar, dado que el casero no suele querer estropear su propiedad.

Y sin embargo, trágicamente, se da el peor escenario posible, en el que el casero ordena a los agentes judiciales el derribo de la puerta. Tras numerosos golpes y grandes estrépitos que resuenan en toda la casa y parte del vecindario, y sumen a Macarena en una crisis de ansiedad y terror, entran junto con la autoridad el casero y el nuevo inquilino, lo cual hace pensar que lo tenían planeado de antemano. Estos se ponen a festejarlo y a gritar burlas e insultos crueles contra Macarena y su familia. Dentro de la casa quedan sus escasos enseres, algunos muebles en los dos pequeños cuartos donde vivían hacinados y una nevera con comida, nada de lo cual pudo recuperar.

A la llegada de la niña, y a pesar de querer dulcificar el terrible suceso, al ver que ya no tenía hogar sufre una crisis nerviosa, que la sumiría en una agonía de pánico, miedo e insomnio durante cerca de dos días.

Una historia más que cotidiana en el Estado del Gobierno Neofranquista.

La Sareb desahucia en Firgas a una familia con tres menores

El próximo miércoles 10 de enero la Sareb dejará en la calle una familia con tres menores de edad a la que reclama 20.000 euros de alquiler. El lanzamiento se produce después de que la Sareb (también conocido como «banco malo») reclamase dicha cantidad a Lolo, arrendatario del inmueble desde hace 5 años.

Al igual que otras vecinas y vecinos de Los Llanos de la Cruz, Lolo se quedó sin arrendador en 2014, cuando la empresa que le había alquilado la vivienda quebró de forma repentina. Desde el primer momento procuró averiguar a quién debía pagar el alquiler pero, como el resto de sus vecinas y vecinos, nunca obtuvo respuesta. Desconocía que Bankia, que había asumido la propiedad de las viviendas tras la quiebra de la inmobiliaria, las había vendido a la Sareb.

Fue a finales del año pasado cuando la pareja recibió una carta en la que se le notificaba que debía abandonar la vivienda e ingresar los 20.000 euros de alquiler que no le habían permitido pagar desde 2014. En ella también se le informaba de que disponía de 10 días hábiles para presentar un recurso y decidió organizarse junto a otros afectados para evitar el lanzamiento. Sin embargo, motivos de orden burocrático le impidieron obtener la documentación necesaria a tiempo y no pudo presentarla en el plazo indicado, hecho que le dejó indefenso, sin casa y con una deuda inasumible.

Fue entonces cuando Lolo y Anabel se pusieron en contacto con Asamblea de Firgas y el Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria en busca de asesoramiento para evitar el desahucio o, al menos, lograr un aplazamiento que le permitiese encontrar una alternativa habitacional. Lolo tiene unos ingresos muy bajos y Anabel está desempleada, lo que, sumado al ajetreo y la cantidad de días festivos de estas fechas, les ha impedido encontrar una vivienda asequible en Firgas, donde están escolarizados los menores.

A pesar de haber solicitado ayuda al Ayuntamiento de Firgas y al Cabildo de Gran Canaria, la familia no ha encontrado apoyo alguno por parte de unas instituciones que lo han abandonado a su suerte.

Cabe señalar que Los Llanos de La Cruz es la entrada principal al municipio norteño y que el actual grupo de gobierno firguense ha insistido en la construcción de la iii Fase de la Circunvalación Arucas-Firgas, que pasará al lado de dicha urbanización. Esto, según miembros del Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria y Asamblea de Firgas, «se trata de una clara maniobra de especulación, en la que la Sareb ha dejado de cobrar el alquiler para asustar a los vecinos con una deuda inasumible y forzarles a abandonar las viviendas para obtener una rentabilidad mayor sin preocuparse de las consecuencias».

Lolo, Anabel y los menores no tienen alternativa habitacional y dormirán en la calle si no logran un aplazamiento antes del próximo miércoles. Por ello, el Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria y Asamblea de Firgas llaman a la movilización social para evitar el desahucio y asegurar una vivienda digna a esta familia que ha sido víctima de la codicia de una sociedad anónima que ha sido creada con fondos públicos. El próximo miércoles 10 de enero a las 11:00 de la mañana realizarán una concentración frente a la casa sita en Calle de la Hoya nº 9, Firgas, para mostrar apoyo y solidaridad a la familia.