¡Alerta agresor!

En enero de 2019 nos llega, al Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria, un caso de desahucio in extremis, solo cuatro días antes de producirse el lanzamiento. Después de conseguir paralizarlo y encontrar una alternativa de emergencia para la afectada, nos interesamos por la causa de haber esperado tanto para contactarnos. Fue entonces cuando conocimos los hechos que ella quiere denunciar públicamente y que nosotras, como organización a la que está afiliada, como colectivo compuesto en su mayoría por mujeres, donde varias hemos sufrido algún grado de violencia machista, queremos denunciar con ella:

Un individuo llamado Armando, con puestos de responsabilidad en CGT Las Palmas y miembro de un colectivo dependiente de dicho sindicato llamado “Apaga y vámonos”, realizó sobre nuestra afiliada distintas formas de agresión machistas:

-Llamadas obscenas proponiéndole mantener relaciones sexuales: “tú lo que necesitas es un hombre a tu lado y follar”, llegó a decirle.

-Un intento de besarla contra su voluntad, que nuestra afiliada tuvo que repeler. Todo ello ocurrió delante de su hijo de 5 años.

-Después de que ella lo rechazara, empezó a ignorar el desahucio de nuestra afiliada, la borró del reparto de comida que se hacía en los locales de CGT, no se le volvió a ofrecer limpiar dicho local a cambio de 20 euros.

Recordamos que nuestra afiliada, aparte de haber sufrido distintas formas de violencia machista en el pasado, dato que conocía Armando, era una mujer con unos ingresos de 500 euros, al borde del desahucio y por tanto especialmente vulnerable.

Después de varias conversaciones con nuestra compañera, nos manifiesta que está dispuesta a defender su caso en cualquier instancia, a pesar del poco recorrido judicial que sabemos que tiene. Su deseo y su prioridad, sin embargo, es dar a conocer estos hechos para que no pueda hacer más daño a otras mujeres. Y nosotras, desde el Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria y su Comisión de la Mujer, la apoyamos en su objetivo hasta el final.

A razón de esto, contactamos este mismo enero con varios miembros de CGT para poder concertar una reunión y denunciar los hechos. A esa reunión acudió, por nuestra parte, nuestra compañera afectada y otra compañera miembro de la Comisión de la Mujer; por parte de CGT un hombre y una mujer. En dicha reunión la mujer que representaba a CGT nos confirma que ella conoce un caso de agresión, personalmente, pero que la afectada decidió desafiliarse y no tomar medidas contra el agresor. Aparte de los episodios sufridos por nuestra afiliada, y de los que ellos ya conocían, también ponemos en su conocimiento que durante este mes de enero se nos ha informado de que otra compañera ex miembro de “Apaga” también sufrió algún tipo de agresión y de que ella tiene conocimiento directo de otros, como mínimo, 6 casos más, en algunos de ellos con posibles agresiones sexuales completas.

Si bien ha sido imposible coordinarse con esta afectada, por miedo, recelo y otros motivos lógicos, esperamos que esta denuncia pública sirva para que ella y las otras afectadas se sientan respaldadas y confirmen lo que ya les hicimos llegar en su momento: el día que decidan dar un paso hacia adelante estaremos con ellas, siempre, hasta el final, codo a codo. Esperamos que la voz de más mujeres se alce después de este pequeño paso que hoy damos.

Después de esta reunión con CGT se nos dice que se invitará a Armando a irse y a abandonar voluntariamente sus cargos, que si se niega se planteará el asunto en asamblea. Pasa el tiempo y no se nos confirma si esto ha pasado o si sigue en la organización. Semanas después nos llama Rosa Becerro, Secretaria de la Mujer de CGT, para decirnos que Armando será apartado de sus cargos y que ella y otros compañeros vendrán desde la península para tener una reunión con nosotras. 3 meses después dicha reunión no se ha producido.

Lo que definitivamente nos hace tomar la decisión de dar este paso es enterarnos de que uno de los responsables de la organización de la manifestación feminista del 8M desde CGT Las Palmas es precisamente Armando. No sólo no lo expulsan, sino que encima le delegan la responsabilidad de organizar un acto feminista. Después de todo lo expuesto:

-Hacemos un llamamiento a todas las afectadas para que se unan, se presten apoyo y afectos, y unidas y fuertes tomen todas las acciones, legales y sociales, que crean oportunas para que este depredador deje de seguir ampliando su lista de abusos y agresiones machistas. Aquí nos tendrán siempre, acompañándolas y haciendo lo que nos indiquen y necesiten.

-Hacemos un llamamiento a todos los colectivos sociales para que pongan un cordón higiénico alrededor de este sujeto y no lo den cobijo ni le permitan acercarse dentro de sus espacios a ninguna compañera, menos aún si se encuentra en situación de vulnerabilidad económica y social, pues éste es su principal objetivo.

-Denunciamos que CGT haya tomado la decisión de amparar a este abusador en serie y le haya dejado seguir usando los recursos de CGT para seguir accediendo a más potenciales víctimas. Sabemos que dentro de CGT también hay militantes de base feministas, solidarias y empáticas. Hacemos un llamamiento a este sector disidente de CGT para que barran su casa desde dentro y eviten que sucesos como éste se sigan reproduciendo.

Y ahora que rompa la tormenta. Nosotras seguiremos adelante, con la verdad, dispuestas a defenderla en cualquier foro. Siempre unidas y por ello siempre fuertes, en estado de guerra permanente contra el patriarcado, también cuando se pinta de rojo y negro…

Comisión de la Mujer del Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *